¿Cuáles son los factores que aumentan los niveles de estrés? 

Mindgram

Laura
Mulatero

En nuestro día a día hay numerosas fuentes que aumentan los niveles de estrés: el entorno laboral, la situación económica, las relaciones personales o las exigencias de la sociedad de consumo, son solo algunos ejemplos. Y aunque el estrés es una respuesta necesaria para la supervivencia, cuando se da en exceso tiene consecuencias nefastas para la salud.

Por otro lado, la exposición a situaciones de estrés no es algo que conlleve a efectos necesariamente negativos, pero sí que se transforma en un problema cuando estas situaciones son frecuentes, excesivamente intensas y duraderas. En estos casos el estrés provoca diversos trastornos en el organismo.

Ahora bien, distintas personas se enfrentan de distinta forma ante situaciones similares, de tal manera que hay personas con muchos recursos, tanto emocionales, como cognitivos y familiares, que se adaptan mejor que otras a la misma situación. Cómo se afrontan las situaciones de presión marcará la diferencia para unas y otras personas.

Factores principales de las situaciones estresantes

Los niveles de estrés pueden aumentar considerablemente por motivos muy diversos. La vida en sí misma, y más la vida en las sociedades modernas, está llena de retos y situaciones que ponen a prueba la resiliencia de las personas cada día. En un mundo ferozmente competitivo, el estrés forma parte de la cotidianeidad, siendo sus principales causas, las siguientes:

  1. Los cambios. Tener que adaptarse a nuevas rutinas o hábitos es una causa de estrés muy común. 
  2. Los factores económicos. Sin lugar a dudas, los problemas económicos aumentan considerablemente los niveles de estrés.
  3. Sucesos dramáticos inesperados. La muerte o enfermedad de una persona muy cercana es una situación que inevitablemente causará estrés, además de otras emociones.
  4. El entorno laboral. Desde la sobrecarga de trabajo hasta la insatisfacción laboral, esta área de la vida es uno de los principales motivos de infelicidad y estrés de la sociedad.
  5. Las relaciones personales. La socialización forma parte del ser humano, es imprescindible para el bienestar psicológico y emocional, por lo que los problemas en esta área también aumentan los niveles de estrés.
  6. No saber decir «no». Quienes tienen dificultades para decir «no» se cargan con responsabilidades y presiones innecesarias que les producen mucho estrés, ya sea en su vida personal o laboral.
  7. La falta de tiempo libre. Muchas madres trabajadoras no tienen ni un solo minuto de tiempo para sí mismas, de ahí la importancia de la conciliación.
  8. Los agentes psicológicos o internos. La predisposición a padecer ansiedad, la inseguridad o el perfeccionismo son también factores que aumentan los niveles de estrés frente a las situaciones externas.

 

De todos los factores externos e internos que aumentan los niveles de estrés, el entorno laboral es uno de los más evidentes. Según datos aportados por el secretario general de CCOO, Unai Sordo, “el 60,6% de los trabajadores españoles vive con riesgo de desarrollar algún tipo de problema de salud mental; porcentaje que escala 10 puntos más en el caso de los jóvenes”.

Partiendo de estos datos se hace evidente la necesidad de repensar y transformar las empresas para crear entornos de trabajo menos tóxicos y más humanos. La inteligencia emocional, el apoyo psicológico y una nueva relación empresa-empleados son las claves para conseguir organizaciones más saludables.

Por otro lado, hay también que destacar que la tensión nerviosa afecta de forma diferente a hombres y mujeres. Ambos géneros se enfrentan a distintas situaciones de presión, pues ellas también asumen la responsabilidad de los cuidados, además del estrés propio de las situaciones derivadas del trabajo.

Cómo afectan los niveles de estrés a hombres y mujeres

Así, según estos roles, los hombres han sido enseñados a cultivar la inteligencia, la razón, la seguridad, la autoestima y la agresividad. El rol de los hombres sigue siendo principalmente extra-familiares, están más volcados en lo laboral, científico, productivo y en general, en lo público. 

En cambio, los roles y estereotipos femeninos con los que se ha educado a las mujeres se basan en cultivar el sentimiento, la abnegación, la complacencia y la pasividad, entre otros. Por suerte las sociedades están avanzando en igualdad de derechos. 

Pero, partiendo de esta educación de estereotipos, todavía vigente en muchas capas de la sociedad y las instituciones, hombres y mujeres se enfrentan de manera diferente a distintas situaciones de estrés debido no solo a su educación, sino también a la desigualdad en las responsabilidades.

La actual situación de la mujer en la sociedad es de doble responsabilidad, sigue cargando con las responsabilidades familiares además de llevar a cabo su trabajo. De hecho en numerosos estudios, como el  “Gender and Occupational Stress: Similarities and Differences According to Risk Factors and Coping Mechanisms” de Valentina Ramos y Filomena Jordâo, demuestran que, “en el caso de la percepción de estrés laboral, los resultados obtenidos reflejan que, más que diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la vivencia de estrés, es en relación con las causas”.

Las diferencias de género frente al estrés se centran, por tanto, en las causas que originan el estrés y en las formas de respuesta a esta vivencia. Para las mujeres se encontraron más variedad de fuentes de estrés laboral que en el caso de los hombres. Es lógico si pensamos que ellas cargan con más responsabilidades y situaciones que aumentan los niveles de estrés.

Sea como fuere, como en muchas ocasiones, reducir los principales factores que aumentan los niveles de estrés no es posible, lo que queda es aprender a lidiar con el estrés. Para ello, Mindgram pone, a disposición de personas y organizaciones, una amplia lista de recursos con los que alcanzar un mayor bienestar.

Otras entradas

Rompiendo barreras: fomentar la comunicación efectiva y saludable en el ámbito profesional

Mindgram

Laura
Mulatero

Creando relaciones saludables en el entorno laboral: claves para un ambiente de trabajo positivo

Mindgram

Laura
Mulatero

Vuelta a la normalidad: Incorporando rutinas saludables en tu día a día

Mindgram

Laura
Mulatero