¿Por qué es importante un psicólogo en tu empresa?

Contar con un psicólogo en tu empresa es algo más importante de lo que podrías creer. A fin de cuentas, el verdadero capital de una compañía es el que está formado por sus trabajadores y, por lo tanto, su cuidado y protección debe ser una prioridad. Los trabajadores eficientes son el auténtico valor dentro de la empresa, y para conseguirlo, la ayuda psicológica se ha convertido en una herramienta fundamental.

La presión a la que los empleados están sometidos durante el desempeño de sus tareas, unida en muchas ocasiones a una mala gestión de la plantilla, puede acabar con varias personas de baja médica. Para evitar esta situación, además de aprender a crear ambientes laborales más sanos, también es crucial contar con apoyo psicológico.

En este sentido, los psicólogos de empresa están especializados en el tratamiento de diferentes problemas emocionales en el ámbito laboral como el estrés, el síndrome de burnout, la desmotivación, etc. Su cometido es ayudar a las personas, y en consecuencia mejorar el ámbito laboral y la productividad de la empresa. 

 

Salud mental y entorno laboral

 

La salud mental está empezando a ser objeto de atención desde que se ha puesto de manifiesto de manera inevitable con la pandemia. Este aspecto de la salud de las personas, hasta ahora, había quedado relegado a un segundo plano, o incluso ignorado por completo en la mayoría de los casos.

Las diferentes circunstancias que se han vivido en el ámbito personal y laboral como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 ha hecho que el personal médico, las instituciones y poco a poco las empresas, empiecen a prestar atención a la importancia de cuidar la salud mental de las personas.

En este aspecto, muchas compañías están empezando a ser conscientes de que para alcanzar los objetivos de productividad y eficiencia que esperan, tienen que partir de una base: el bienestar de sus empleados. Estos son el motor de la empresa, por lo que si el motor falla, la compañía se viene abajo.

Así, parte de esta toma de conciencia ha traído consigo una concepción más humana de los entornos laborales. Hay que humanizar el trabajo, eso implica dar espacio a los trabajadores para lidiar con los problemas psicológicos asociados al desempeño de sus funciones, la mayoría de los cuales se manifiestan con los efectos enumerados a continuación.

 

Principales problemas psicológicos en el trabajo

 

Dentro de todos los problemas emocionales y de salud mental que un psicólogo de empresa podría tratar, el estrés laboral es el más recurrente. Una presión excesiva sobre el trabajador, al que se le pide que cumpla con unos plazos, con determinados estándares o con una responsabilidad que puede que no deba asumir, están detrás de este malestar.

Si bien se dice que vivimos en una sociedad estresada y que el estrés forma ya parte de la vida moderna, lo que no se suele señalar es que el mismo procede en su mayor parte del mundo laboral. El trabajo es el principal causante de estrés a nivel mundial, ya sea porque se tiene, o porque se carece de él.

Sin embargo, hasta ahora gobiernos y empresas no habían prestado atención a este fenómeno causante de muchos problemas tanto físicos como mentales y emocionales. Así, aprender a manejar el estrés se ha convertido en un verdadero reto para los individuos a nivel particular, pero también para las empresas e instituciones.

 

Síndrome de Burnout

 

El burnout o síndrome del trabajador quemado es el caso más grave del estrés y consecuencia directa de este. Este síndrome aparece cuando hay falta de apoyo, exceso de trabajo o tareas demasiado repetitivas. Las consecuencias de llegar a este punto son nefastas para las personas, tanto en el plano físico como emocional.

Sus síntomas más evidentes son el agotamiento físico y mental generalizado; la despersonalización y el cinismo junto a la aparición de la indiferencia e irritabilidad; el descenso de la motivación y la productividad. Al haber una ausencia de realización personal en el trabajo, los trabajadores acaban perdiendo el interés por completo.

 

Relaciones laborales

 

Crear un clima laboral saludable es esencial si se quiere mantener una plantilla de trabajadores equilibrada, productiva y eficiente. Si hay roces, rumores, alta competitividad inducida por la política de la empresa, o falta de unidad, esta situación acaba influyendo en el trabajo y la manera de afrontarlo, pero también en la salud mental de los empleados.

De nada sirve dar discursos de solidaridad o hacer actividades de teambuilding cada año, si en el día a día la empresa impone una política de competencia feroz para alcanzar objetivos, o premia a unos y degrada a otros. Tampoco ayudan superiores con actitudes déspotas o cadenas de mando muy rígidas.

Si se quiere crear un clima laboral de cooperación y cuidar el espíritu de equipo, lo primero que la empresa ha de adoptar es una forma de dirigir más humana y asertiva. Quizá en este punto, el psicólogo de empresa cobra relevancia a la hora de asesorar y guiar a las personas que dirigen como primer paso antes de tratar a los empleados.

Así, una vez que los responsables de dirigir la compañía han entendido la importancia de la salud mental, entonces y sólo entonces, será efectivo prestar ayuda psicológica a toda la plantilla. De nada serviría contar con un psicólogo en la empresa si no se cambia el modelo o visión desde arriba.

 

Razones para invertir en la salud psicológica de tus empleados 

 

En primer lugar, porque supone dar solución a problemas como la ansiedad, el estrés o la depresión. Estas dolencias, no solamente son una losa a nivel emocional, sino que influyen directamente y de manera muy negativa en el desarrollo de las tareas. Un empleado que no consigue estar bien a nivel psicológico, no puede ser productivo ni sentirse bien.

Además, mejorando el bienestar de los trabajadores, se ponen los medios para que desarrollen sus tareas con más empeño, motivación y con mayor eficiencia, por lo que serán también más productivos en su trabajo. Se trata de una forma de conseguir que tanto empleados como la propia empresa funcionen según lo esperado.

Por este motivo, invertir en salud mental es la mejor manera de conseguir los beneficios que como responsables de una empresa se espera de los empleados. Por eso Mindgram brinda apoyo integral y holístico para tus empleados con el mejor equipo de psicólogos  y las herramientas más efectivas.

Otros artículos de la categoría Bienestar

La retribución flexible y el bienestar laboral

 

La retribución flexible ofrece la posibilidad de brindar a sus equipos la oportunidad de tener un beneficio fiscal percibiendo de esta manera un salario mayor lleno de servicios que se adaptan a las necesidades de cada miembro del equipo. 

Estos gastos que el trabajador incluyen dentro de su sistema de retribución flexible quedan exentos de pagar el IRPF por lo que, tal y como decíamos, permite sacar mayor rentabilidad al salario. Hablaremos de todas las ventajas que proporciona la modalidad de retribución flexible, de los beneficios positivos que consideramos que esto ofrece para la salud mental de tu equipo y por qué se debería tener en cuenta para aplicarlo. 

En España son muchas las empresas que lo aplican y con el paso del tiempo los servicios que esta incluido se han ido ampliando. La empresa puede proponer los servicios a sus equipos y son las personas las que deciden si quieren aprovechar estas ayudas. 

¿Cómo se puede aplicar este modelo de retribución?

 

Estos son algunos ejemplos de los servicios que cobran el modelo de retribución flexible:

 

  • Tarjeta de transporte: Es posible que muchas de las personas de una empresa tengan que recorrer largas distancias para llegar a su trabajo o existan dificultades a la hora de combinar el horario laboral con los horarios del transporte público. Ofrecer esta ayuda permitirá un ahorro importante en el desplazamiento.

 

  • Tickets de restaurante : En España, la jornada partida es muy común por lo que en muchas ocasiones no siempre da tiempo o no sale rentable volver a casa en ese tiempo de descanso entre la mañana y la tarde. Esta es la razón común que más se tiene en cuenta a la hora de ofrecer este servicio. La persona que trabaja en la empresa dispondrá de la posibilidad de obtener descuentos en la comida (o incluso que la organización se encargue de la totalidad de la comida) y aprovecharse de ello para comer en restaurantes de la zona cercana al lugar de trabajo. 

 

  • Seguro médico:  El seguro médico está exento de impuestos y no se considera renta por lo que encaja perfectamente en esta modalidad de retribución flexible. Con este servicio se demuestra una clara preocupación por parte de la empresa en la salud y cuidado de sus equipos.


  • Formación: Este plan contempla tanto la formación que el miembro de un equipo recibe fuera de la empresa como dentro de la misma. Si cabe la posibilidad de que se ofrezca formación a nivel interno es mucho mejor para aplicar modelos de desarrollo como son upskilling y reskilling . En caso contrario y que la formación sea externa, gracias al modelo de retribución flexible estará exenta de impuestos completamente.


  • Guardería: Una medida positiva conciliadora que puede ser de muchísima ayuda y que es perfecta para aquellas personas con hijos menores de tres años. 


  • Gimnasio: Un cuidado adecuado de la salud mental viene siempre acompañado de hábitos saludables en el estado físico por lo que ofrece este servicio dentro del modelo de retribución flexible ayudará a los equipos a encontrarse en un estado de bienestar general mucho mejor. 


  • Herramientas de bienestar y salud mental: Ofrecer a su equipo acceso a herramientas de apoyo psicológico como Mindgram puede ayudar a aumentar de forma directa su bienestar y salud mental. Si quieres saber más sobre cómo podemos ayudar a un equipo aquí, haz clic aquí.

 

Estos son los servicios principales que destacamos a la hora de plantear el modelo de retribución flexible y que creemos que mejor pueden funcionar ya que están ligados a la mejora del bienestar en los equipos. 

 

¿Cómo debemos aplicarlos?

Para poder elegir los mejores servicios a ofrecer, es necesario conocer las necesidades del equipo. Esto puede variar dependiendo de factores como la edad media del equipo, estilo de vida, necesidades particulares, etc.

Consideramos que la comunicación con los equipos es la clave para poder aplicar este modelo correctamente. Muchas veces existe por parte de los equipos un desconocimiento de los beneficios que esta modalidad ofrece por lo que si se les transmite correctamente en qué consiste y todas las ventajas que pueden adquirir, los equipos percibirán que son una parte esencial de la empresa la cual se preocupa de cuidar y dar comodidades. 

Una vez explicado correctamente todo lo que esta modalidad conlleva, sería conveniente implementar un plan y mostrar un cálculo que muestre como resultado el ahorro que la persona del equipo va a obtener.

Un seguimiento tras la puesta en marcha del plan será también importante para conocer sus beneficios.

Beneficios de aplicar el modelo de retribución flexible

La retribución flexible puede ser muy positiva ya que promueve la conciliación entre la empresa y cada una de las personas que la forman. Ofrecer facilidades como las mencionadas en este artículo puede conseguir un equipo más comprometido, productivo y concentrado en sus tareas ya que perciben que la organización se preocupa realmente por su bienestar y su salud.

Estas ventajas pueden favorecer el employee branding de la organización y, por tanto, ayudar a retener y captar más talento.

Además existe el beneficio de poder ofrecer un plan configurable en cuanto a las opciones de poder ofrecer la elección de diferentes servicios.  

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar algo tan valioso como es el beneficio de la motivación. Un equipo motivado, con herramientas que le permiten gestionar su salud mental, es un equipo dispuesto a trabajar y dar todo al máximo por la empresa creando de esta manera un entorno laboral sano y amigable.

martes, 19 abril

Webinar – Inteligencia Emocional en el entorno laboral

Te invitamos a participar en un webinar en directo gratuito en el cual la experta en liderazgo y gestión emocional Mónica González (RoomBox, Entiende Tu Mente) explorará el campo de la Inteligencia Emocional y cómo se puede aplicar en el entorno laboral para aumentar tanto el bienestar de los equipos como el rendimiento de la organización.

Lee más y reserva tu plaza aquí: https://webinar.mindgram.com/webinar-inteligencia-emocional

Upskilling y Reskilling: La gestión del talento en tu organización

Conocer cómo va a ser el trabajo en el futuro es difícil de adivinar. Es prácticamente imposible saber al detalle cómo se planteará la demanda de talento en los próximos años o incluso meses. 

Por otro lado, todos los conocimientos y habilidades que aprendemos y adquirimos en nuestra etapa educacional y profesional cada vez van necesitando estar más y más actualizadas para poder adaptarse al mercado.

Por esta razón existe la necesidad de reinventar los perfiles profesionales para acercarlos a lo que demandarán las empresas en un futuro cercano.

Upskilling y reskilling son los dos caminos que van a permitir solventar esta problemática de hoy en día. 

Las nuevas necesidades

El mercado laboral no es capaz de seguir el ritmo de las innovaciones tecnológicas e industriales que estamos viviendo. Muchas empresas necesitan estar constantemente cubriendo nuevas necesidades que surgen a medida que sus industrias evolucionan. 

Una opción para cubrir estas necesidades es buscar a personas externas. La otra es fomentar el crecimiento de su equipo mediante upskilling o reskilling. En este artículo vamos a ver qué ventajas trae la aplicación de estos dos procesos frente a la incorporación de nuevas personas al equipo.

Por ello, aplicar procesos de upskilling o reskilling puede ayudar a cubrir las nuevas necesidades de una empresa, aumentar el bienestar y la motivación de los equipos. 

¿Qué significa upskilling y reskilling?

Upskilling es el modelo que está enfocado en la mejora y ampliación de habilidades y conocimientos con la finalidad de desempeñar de manera más efectiva las tareas de su puesto de trabajo. Gracias a esta práctica, además de aumentar la capacidad de trabajo de los equipos, la empresa demuestra interés en la mejora personal de cada uno de ellos. 

Por otro lado, el modelo reskilling da la oportunidad a los miembros de un equipo a adquirir las capacidades y los conocimientos necesarios para desempeñar nuevas funciones dentro de la misma organización. 

Con estas prácticas se crea un entorno en el que se demuestra a los miembros de los equipos que hay interés en su mejora y que contamos con ellos como presente y futuro de la empresa.

 

    5 beneficios de aplicar procesos de Upskilling y Reskilling.

Respecto a la aplicación de los procesos de upskilling y reskilling hemos reunido los 5 beneficios que consideramos más importantes junto con una breve explicación de por qué: 

       1. Se favorece la superación personal. 

Al ofrecer la posibilidad de evolucionar profesionalmente dentro de una organización, los miembros del equipo se sentirán motivados a mejorar continuamente, ya que lo ven posible y se les ayuda a lograrlo. Esto hace que su rendimiento y su motivación sean mayores.

 

      2. Mayor sentimiento de pertenencia. 

Una persona que lleva un tiempo trabajando dentro de una organización se va a sentir más unido a todo su equipo que una persona recién llegada. Mejorando las habilidades de una persona ya perteneciente a la organización evita tener que hacer esfuerzos de inclusión, como ocurriría al buscar a una nueva persona para cubrir las nuevas necesidades.

 

    3. Incremento salarial para los miembros de la organización. 

Al favorecer procesos de upskilling y reskilling, los miembros de la organización pueden mejorar sus habilidades profesionales lo que implica un posible incremento salarial. 

Haciendo visibles estas oportunidades se consigue aumentar la motivación y las ganas de seguir trabajando en la empresa.

 

   4. Mejora la reputación de la empresa – employer branding.

Aplicar cualquiera de estos dos modelos es un atractivo para que talentos de fuera que puedan estar interesados en una empresa finalmente se decantan por formar parte de su equipo, y para que los miembros de la organización se sientan orgullosos de trabajar en ella. 

 

    5. Se reducen los procesos de selección e incorporación al equipo.

Como el upskilling y reskilling aumentarán el compromiso con la empresa, la necesidad de buscar personas externas será menor. Por tanto, se reducen los procesos de búsqueda de perfiles, de selección y de incorporación al equipo..

 

Teniendo presente lo anterior, podemos afirmar que la aplicación de estos procesos permiten un mayor engagement en la cual la empresa se va a ver beneficiada y potenciada. Los equipos se fidelizan y además de crear una reputación corporativa que es atractiva y positiva en su propio entorno laboral también se transmitirá de puertas para afuera, llamando así la atención al talento externo para que quiera trabajar con empresas que aplican estos modelos.

 

Desarrollo y bienestar.

El sentimiento de estar estancado y totalmente anclado a una posición y tareas concretas puede desencadenar malestar y baja motivación laboral. Por el contrario, la posibilidad de mejora continua tanto a nivel de habilidades como a nivel salarial, es una gran motivación para la mayoría de personas.

Cuando estamos mejorando continuamente, nos sentimos realizados y felices con lo que hacemos. Esto genera un sentimiento de bienestar que trae beneficios a nivel personal para todas las personas, pero también a nivel grupal. Si todas las personas de un equipo gozan de un buen nivel de bienestar y se encuentran motivadas a mejorar, el equipo funcionará muy bien. 

Aplicar procesos de upskilling o reskilling en los equipos puede generar precisamente eso: un sentimiento generado de motivación, realización, y mejora del bienestar.

Pero se deben aplicar de forma cautelosa, ya que presionar a tu equipo para mejorar constantemente puede generar estrés y presiones que conseguirán el efecto contrario al deseado. 

Para ayudar en este proceso, ponemos a disposición de tu equipo las herramientas de apoyo psicológico que necesitan para ayudarles a gestionar su bienestar y salud mental. Si quieres conocer más sobre nosotros y ver de qué forma podemos ayudar a tu equipo. haz clic aquí.

miércoles, 6 abril

El contrato emocional

El contrato emocional o psicológico es la relación que existe entre un empleador y cada una de las personas de sus equipos. Se trata de un acuerdo no escrito que trata sobre las conductas y compromisos de ambas partes.

Para establecer una buena relación profesional, es necesario establecer unas pautas que recojan los valores, creencias y comportamientos personales de cada individuo de la organización.

 

¿Cómo aparece el contrato emocional?

En 1960, el psicólogo Chris Argyris definió el contrato psicológico como “las percepciones de ambas partes de la relación laboral entre organización e individuo, de las obligaciones implícitas en la relación. […] Es el proceso social mediante el que se llega a esas percepciones”. 

Posteriormente, en 1980, el psicólogo  E.H. Schein lo define como “un conjunto de expectativas no escritas que operan en todo momento entre cada miembro de una organización y […] otros miembros de esa misma organización”.

Estas definiciones las complementan en el año 2000 los psicólogos L.J. Milward y P. Herriot. Establece que los dos elementos fundamentales en los contratos psicológicos son la reciprocidad y la naturaleza individual de aportación. 

Como hemos visto, la descripción actual de contrato emocional toma conceptos históricos y los une: es la relación bidireccional entre la organización y cada persona de su equipo que tiene en cuenta expectativas, percepciones y valores.

Beneficios del contrato psicológico.

Este tipo de acuerdo puede presentar enormes beneficios para todos los integrantes de una organización y, por tanto, para el buen funcionamiento de la misma.

Beneficios para los equipos.

  • Mejores relaciones laborales.
  • Mayor motivación laboral.
  • Mejora del estado de ánimo y el bienestar.
  • Aumento del sentimiento de pertenencia.
  • Satisfacción personal.

Beneficios para la organización

  • Equipos más cohesivos.
  • Mejora en procesos de comunicación.
  • Aumento del rendimiento generalizado.
  • Mejor conocimiento de aptitudes y capacidades de cada persona.
  • Mejor employer branding.

 

Aspectos a tener en cuenta en un contrato emocional.

Aunque un contrato emocional no es un documento oficial, sí se deben considerar ciertos principios para asegurarse de que se están tocando todos los aspectos. Estos son algunos de los más importantes:

  •    Relación

Tanto la organización como las personas del equipo tienen expectativas de integración y/o crecimiento. Se espera que la organización proporcione un lugar cómodo que  favorezca el desarrollo, y la empresa busca que las personas de su equipo puedan aportar al crecimiento de la empresa y convertirse en un componente de alto valor para la organización.

  •   Equilibrio

Cada persona del equipo espera que se le exija su cualificación, experiencia y retribución. Por otro lado, la empresa debe aportar una posición y unos beneficios acordes a las características, necesidades y objetivos de cada persona. 

  •   Transacción  

Existen unas expectativas sobre el salario y otros beneficios que la empresa pueda aportar. Es necesario que todas las personas del equipo sientan que el intercambio de habilidades y horas por un salario y beneficios sientan que es justa y acorde a sus expectativas.

  •   Cambio

Cuando una persona cambia de posición en el trabajo, tanto esa persona como la empresa esperan que ese cambio suponga una mejora para ambos. La persona espera que ese cambio sea una progresión en su carrera, y la empresa espera que esta nueva persona asignada a una posición suponga una mejora con respecto a la persona que anteriormente ocupaba esa posición.

 

¿Qué pasa si se incumple?

La ruptura del contrato emocional o psicológico puede originarse por incumplimiento, cuando la organización o alguna persona del equipo rompe conscientemente los acuerdos establecidos, o por incongruencia, cuando ambas partes tienen una visión diferente acerca de algún tema importante para ambos.

Pero antes de llegar a la ruptura del acuerdo, se debe tener consciencia de que es posible resolver la mayoría de conflictos que pueden impactar sobre él. Para ello, es fundamental comunicar cualquier disconformidad, problema, o incluso duda que cualquiera de las dos partes tenga.

Muchos de los problemas tanto profesionales como personales vienen dados por una falta de comunicación. Si existe un conflicto persistente y no es un problema de comunicación, la solución más radical es romper el contrato laboral y finalizar toda relación entre la organización y la persona. 

 

¿Cómo se puede crear o fortalecer un contrato emocional?

Hemos recopilado una serie de buenas prácticas que todas las empresas pueden realizar para conseguir establecer contratos emocionales sólidos y beneficiosos tanto para el bien de la organización como para cada persona.

        1. Empezar desde el principio

El contrato emocional se debe tratar en las primeras fases del reclutamiento. Ambas partes deben tener claras las expectativas y la relación que va a existir desde el principio.

        2. Comunicación

Aunque parezca repetitivo, la comunicación es lo más importante. Se debe fomentar la libre expresión de problemas y frustraciones en el trabajo, siempre desde el respeto y con una intención constructiva.

       3. Las personas no son máquinas

Una parte fundamental del contrato emocional es garantizar el bienestar emocional y físico de cada persona. Por eso, los responsables de equipos deben comprender que las personas necesitamos descansos, tenemos problemas personales, y no podemos ser tratados como números o simples piezas de un puzzle.

 

 

Este es un aspecto que nos toca muy de cerca en Mindgram. Nosotros ayudamos a organizaciones poniendo herramientas a disposición de los equipos para que mejoren su bienestar y salud mental.

Si quieres saber más sobre cómo podemos ayudar a tu organización a ser más resiliente y a conseguir equipos de trabajo más sanos, haz clic aquí y te ayudaremos. 

 

La salud mental en el deporte profesional

Un caso de crisis en relación con la salud mental se ha hecho eco la semana pasada en el mundo del deporte debido a la retirada de la tenista profesional australiana Ashleig Barty. Se despide tras ganar quince títulos, el último de ellos hace tan sólo dos meses en el Abierto de Australia.

 

El caso de Ashleigh ‘Ash’ Barty

La que en ese momento era la actual número 1 de la clasificación mundial de tenis, Ash Barty, anunció este 22 de marzo de 2022 su retirada a los 25 años de edad tras haber estado compitiendo toda su vida en ese deporte. A sus espaldas, tres trofeos de Grand Slam individuales y uno en dobles.

Nadie del mundo del tenis se lo esperaba. Pero Ash declaró que era de las pocas cosas que estaba tan segura de tener que hacer en su vida. También ha manifestado públicamente que este tipo de crisis en lo que respecta a la salud mental están muy presente hoy en día y que les sucede a muchos de sus compañeros.

Señala que su éxito al ganar el campeonato de Wimbledon en 2021, «cambió mi perspectiva» porque tras haber alcanzado su más alta meta personal en el deporte, no se «sentía completamente satisfecha».

 

No es un caso aislado

Otro suceso muy mediático es el caso de Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio de 2021. La atleta de 24 años tras hacer un salto que obtuvo una de las puntuaciones más bajas de su carrera olímpica admitió que le afectó tanto que no pudo seguir y decidió no competir en la prueba de barras asimétricas. En una de sus declaraciones dijo: ‘’Desde que entro al tapiz, estoy yo sola, confrontando los demonios de mi cabeza… Debo hacer lo que es bueno para mi y concentrarme en mi salud mental y no comprometer mi bienestar’’. Unas declaraciones que impactaron y pusieron a debate todo lo relacionado sobre este tema.

En España un caso muy famoso es el de Rafael Muñoz Pérez. Es un deportista español que compitió en natación, especialista en el estilo mariposa. Batió el récord mundial de 50 mariposa y ganó dos bronces en el Mundial de Roma en 2009.

A la edad de 20 años, Rafael, trató de suicidarse en dos ocasiones, en el momento álgido de su carrera. Era una estrella a la que la fama y la presión se le echaron encima. A los 27 años finalmente se retiró y su vida cambió completamente a un trabajo totalmente distinto fuera del deporte.

En todas las entrevistas que ha dado siempre declaró lo mismo y es que nunca tuvo un apoyo psicológico que le ayudara a gestionar ni su éxito, ni la presión ni finalmente su retirada. Dedicaba más de 40 horas semanales a entrenar por lo que luego al retirarse no tenía ningún apoyo en su reinserción laboral.

 

Profesión, no afición

Son muchos los casos de personas muy mediáticas de sectores profesionales como el deporte, la música o de la actuación que aparecen repentinamente en la prensa declarando que su estado de salud mental se encuentra deteriorado y necesitan retirarse o tomar un largo descanso.

Se trata de personas que tienen una vida muy intensa y que aún con todos los recursos posibles a su alcance para ello, no han sabido dedicar tiempo a cuidar ni gestionar una parte tan importante de su vida como es el bienestar mental. A causa de esto, las consecuencias negativas se acentúan en el tiempo hasta llegar a estos casos de abandono.

El deporte es para muchas personas una simple afición. Pero para las que aparecen en estas noticias que hemos visto, el deporte principal que practican es su trabajo. Por tanto, para ellos no es una vía de escape como para los deportistas no profesionales. 

 

La salud mental fuera de lo mediático

Todas estas noticias son solo una pequeña muestra de una triste realidad. Hay multitud de personas que no tienen una situación de bienestar mental adecuada que está ocasionada por sus trabajos y esto afecta tanto en su rendimiento profesional como en su vida personal.

Esto no es algo que ocurre solamente en personas adultas con una larga trayectoria laboral, sino que esto ocurre a cualquier edad, incluso en las más tempranas con trayectorias también cortas. Existen numerosos casos de personas muy jóvenes que sufren de burnout, y no sólo ocurre en deportistas profesionales

A día de hoy, los datos nos dicen que entre el 11% y el 27% de los problemas de salud mental en España se pueden atribuir a las condiciones de trabajo, por otro lado, el 9% de la población tiene algún tipo de problema de salud mental y el 25% lo tendrá en algún momento de su vida, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

La salud mental en el entorno profesional

Cualquier persona puede sufrir agotamiento mental producido por las cargas excesivas de trabajo, presión, u otras circunstancias. Este agotamiento puede hacerles abandonar el trabajo e incluso derivar en problemas graves de salud.

La prevención juega un papel igual de importante que la intervención una vez detectado este agotamiento. Ser capaces de detectarlo antes de que aparezca nos permite acabar con este agotamiento antes de que derive en problemas mayores.

Cada vez son más las organizaciones que se preocupan por el bienestar y salud mental de sus equipos. Para ello, realizan un seguimiento continuo con el fin de detectar cualquier problema y así ofrecer soluciones antes de que ese problema vaya a más.

La mejor forma de realizar este seguimiento y poder ayudarles es contar con herramientas de bienestar como Mindgram

Si quieres saber más acerca de cómo podemos ayudar a tu equipo a prevenir y tratar problemas de bienestar y salud mental, contáctanos  aquí.

 

 

martes, 1 marzo

La papiroflexia, El Quijote y el bienestar en las empresas

Hay empresas que se preocupan por las personas que trabajan en ellas. Otras no. Entre las primeras, hay empresas que además planifican y realizan acciones con el fin de mejorar el bienestar de las personas. Puede ser un taller de relajación, o bien una formación en mindfulness, quizá un fin de semana en una casa rural en la que el contacto con la naturaleza y la desconexión digital reduzcan los niveles de estrés de los participantes. Y todas esas iniciativas están muy bien. Pero, en mi opinión, tienen dos graves problemas.

La papiroflexia y el bienestar

El primero tiene que ver con la papiroflexia. Desde pequeño he hecho figuritas de papel, lo que se denomina origami en japonés y papiroflexia en español, era capaz de hacer elefantes, grullas, ranas… vamos, que mi objetivo era tener un zoológico. Pero dejé de hacerlas hace mucho años. Ahora que tengo hijas he tratado de volver a hacer las mismas figuras y, lamentablemente, no me acuerdo de cómo se hacen. He tenido que volver a aprender, casi de cero.

Todo aprendizaje requiere práctica continuada. Pasa con la papiroflexia, pasa con el ajedrez, pasa con el ejercicio físico y también pasa con el bienestar. El bienestar se basa en la práctica permanente de ciertas pautas y comportamientos. Ir a un curso de cocina no te hará el mejor cocinero de tu barrio si después no practicas y entrenas lo aprendido. Asistir a un curso de gestión del estrés una vez al año, no hará que mágicamente desaparezca el estrés que sientes en tu trabajo. Sólo aprenderás a gestionar tu estrés y lograrás reducirlo si eres capaz de utilizar una y otra vez las técnicas que en el curso te han enseñado. Y eso es una carrera de fondo, no un sprint.

El Quijote y el bienestar

El segundo problema tiene que ver con El Quijote. Asistir a una formación sobre mindfulness, yoga, relajación, gestión del estrés o productividad personal siempre es beneficioso. Pero el yoga y la relajación son como El Quijote (el libro, me refiero). A mí, como a muchas otras personas de mi generación, nos obligaron a leer El Quijote cuando íbamos al colegio. Fue un fracaso total. Muchos no lo leímos e incluso le cogimos manía. Yo lo leí con treinta y seis años. ¿Por qué? Porque muchas veces con los libros al igual que con el yoga y las técnicas de relajación, hay que esperar el momento adecuado. Ese momento en el que te llama la atención o simplemente te apetece, lees las primeras veinte páginas, te engancha y lo terminas en una sentada. Bueno, El Quijote, aviso, requiere más de una y de dos sentadas.

Hace un par de años, un directivo español de una multinacional, me contó que en una de las reuniones de directivos europeos realizada en Bruselas les obligaron a hacer una sesión de meditación guiada. Salió echando pestes, al igual que varios de ellos. Actualmente, los beneficios de la meditación no tienen discusión, pero es verdad que tienes que partir de cierta curiosidad, interés o apetencia personal. En el bienestar tampoco vale el café para todos. Hay personas que enfocan su bienestar hacia la actividad y el ejercicio físico, otras hacia la alimentación, también las hay que lo enfocan hacia sus competencias profesionales (cuando mejor hago mi trabajo, menos ansiedad me provoca), otras muchas hacia pautas psicológicas que pueden poner en práctica en ciertas situaciones determinadas… El bienestar es un concepto complejo y múltiple y al que una aproximación sistémica y global es la más beneficiosa para las personas. No todas las prácticas relacionadas con el bienestar son aceptadas por todas las personas, pero hay suficientes prácticas de bienestar para que cualquier persona encuentre alguna que le encaje para mejorar su bienestar.

Por lo tanto, no estoy diciendo que una formación orientada a enseñar a respirar a las personas no sea inútil. En absoluto. Pero tiene un primer problema: que aprender esa habilidad va a requerir repetir el curso varias veces, porque la práctica es esencial. Y además, tiene un segundo problema: que quizá esa práctica no sea lo más indicado para todas las personas de la empresa en ese momento y puede generar rechazo en algunas de ellas.

Desde hace ocho años, desde mi empresa entrepersonas, he diseñado y creado bibliotecas de recursos para el desarrollo de competencias. Bibliotecas virtuales en las que los profesionales podían encontrar videos y audios para su aprendizaje. Los diferentes recursos estaban organizados y así el profesional que quería mejorar en una competencia determinada encontraba multitud de material para su desarrollo.

Mindgram – plataforma de bienestar y salud mental

Desde Mindgram ofrecemos una plataforma online para mejorar el bienestar de los empleados. Una plataforma en la que hay recursos en formato de video y de audio, tanto grabados como en directo y además, apoyo psicológico vía chat. Nuestro concepto del bienestar está basado en la mejora por la práctica y en una visión global y amplia. Por eso los empleados tienen a su disposición materiales para el bienestar físico, mental, social, psicológico… Con el fin de que las personas puedan elegir qué aspecto de su bienestar quieren mejorar y tengan recursos nuevos todos los días para conseguirlo. Porque nuestro objetivo es mejorar el bienestar de las personas ayudándoles mediante el acceso a recursos de calidad y a profesionales expertos.

Conócenos

Rellena el formulario y descubre las posibilidades de Mindgram

    Nombre y apellidos

    Correo electrónico

    Teléfono de contacto

    Nombre de la empresa

    Puesto de trabajo

    Tamaño de la empresa

    Mindgram en la prensa:

    El sitio web utiliza cookies. Si no estás bloqueando estos archivos, aceptas su uso y almacenamiento en la memoria del dispositivo que utilizas. Recuerda que puedes cambiar la configuración de tu navegador para impedir la instalación de cookies. Puedes encontrar más información en la Política de Privacidad.