martes, 20 septiembre

Distimia: sentimiento de tristeza constante. Cómo ayudar a tu equipo a tratarla

Mindgram

Laura
Mulatero

Todos alguna vez hemos experimentado el sentimiento de tristeza en un momento dado de nuestras vidas. 

La tristeza se convierte en un problema cuando persiste en el tiempo e influye en nuestro estado de ánimo. Esto puede terminar desencadenando síntomas característicos de la depresión como ansiedad, falta de energía, problemas de autoestima, melancolía, pérdida de interés en el entorno y en el día a día, etc.

Existe un trastorno depresivo no muy conocido y que es más difícil de detectar que la depresión: la distimia. Este trastorno depresivo suele confundirse con la depresión ya que comparten algunos síntomas. Se caracteriza por un sentimiento de tristeza constante, lo que produce un bajo rendimiento, sentimiento de impotencia, culpa, irritabilidad o enfados frecuentes. Estos síntomas también son característicos de la depresión.

En este artículo te hablaremos sobre qué es la distimia en profundidad y cómo puedes ayudar a tu equipo para generar bienestar organizacional. 

Distimia, ¿Qué es?

La distimia es un trastorno depresivo de carácter continuo y crónico. Sus características son similares a las de la depresión con la diferencia de que son menos intensas. Se define como un tipo de depresión leve que se mantiene a lo largo del tiempo.

Quien sufre de distimia, aunque pueda mostrar mejoras en su estado de ánimo, cree que son sentimientos normales y que son parte de su personalidad. Esta es una de las razones principales por las cuales no suelen buscar ayuda. 

Síntomas frecuentes de la distimia 

Aunque sabemos que la principal diferencia entre distimia y depresión es que los síntomas de la distimia son menores que los de la depresión y su duración en el tiempo es mayor, es importante tener claro que la distimia no es fácil de diagnosticar.

La depresión puede tener una duración intensa de unos meses seguidos mientras que la distimia puede tener una duración de semanas, meses o años.

Alguno de los principales síntomas que sirven para detectar la distimia son:

  • Cambios de apetito.
  • Falta de interés en las actividades diarias.
  • Apatía.
  • Cansancio y falta de energía tanto mental como física.
  • Dificultad para dormir y cambios de sueño.
  • Desesperanza generalizada.
  • Melancolía y tristeza constante. Sensación de vacío.
  • Autoestima baja. 
  • Dificultad para concentrarse y facilidad para olvidar las cosas.
  • Dificultad en la toma de decisiones.
  • Disminución social o incluso aislamiento.
  • Dificultad para disfrutar.
  • Cansancio en exceso.
  • Pesimismo. 
  • Irritabilidad.
  • Sentimiento de culpabilidad. 

Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer y su intensidad también cambia constantemente. Por esta razón siempre será buena idea disponer de herramientas necesarias que puedan servir para detectarla en las personas que forman tus equipos. Este tipo de situaciones pueden desembocar en agotamiento laboral y dañar el bienestar del empleado. 

Causas de la distimia

No existe (o se conoce todavía) una causa única que origine este trastorno depresivo persistente. Por lo que hablamos de que las causas son multifactoriales:

Factor bioquímico

Existen ciertas hormonas que juegan un papel fundamental en la aparición de trastornos depresivos. Las personas que padecen distimia está demostrado que poseen niveles bajos de serotonina, dopamina y norepinefrina. 

Factor hereditario

Las personas que tengan familiares que hayan padecido este tipo de depresión persistente tienen un mayor riesgo de desarrollar distimia a lo largo de su vida. 

Factor experiencial

Hay casos de depresión que tienen origen en experiencias vividas. Estas experiencias pueden ser sucesos traumáticos tales como la pérdida de un ser querido, problemas económicos o incluso puede tener origen en el entorno laboral.

Cómo evitar la distimia

 No existe un método exacto que asegure evitar sufrir este tipo de trastorno depresivo persistente. Puede originarse en cualquier momento de nuestra vida, pero el momento más común es en la niñez o en la adolescencia por lo que estar más atento a este tipo de problemáticas durante esas etapas nos ayudará a poder identificarlo a tiempo para poder actuar.

Algunos de los consejos para controlar estos síntomas son:

  • Realizar ejercicios que ayuden a controlar el estrés.
  • Mantener una alimentación saludable acompañada de ejercicio físico. 
  • Buscar siempre apoyo en amigos o familiares y no llevar este tipo de situaciones en solitario.
  • Acudir a un profesional en caso de notar que varios de los síntomas mencionados es persistente.
  • Ser conscientes de que la distimia es un trastorno que perdura en el tiempo por lo que es algo que hay que trabajar a largo plazo. 
  • Utilizar herramientas que ayuden a controlar nuestro bienestar y salud mental.

Cómo ayudar a un trabajador con distimia o trastorno depresivo persistente

Cada persona puede desarrollar la distimia de muchas maneras distintas por lo que es importante que siempre haya atención personalizada para cada miembro de tu equipo.

A continuación te damos 3 consejos que te ayudarán a no agravar el problema y a saber qué hacer en caso de que encuentres síntomas de la distimia en tus equipos. 

1. No sobre responsabilizar de los problemas y errores

Las personas con distimia suelen desarrollar sentimiento de culpa y una alta irritabilidad. Si se gestiona un conflicto con una persona con distimia de forma excesivamente dura, se agravará su situación y empeorará su bienestar. 

2. Facilita que reciba atención profesional

Proporcionar ayuda puede marcar la diferencia en favor del bienestar general de la organización. Además, ofrecer flexibilidad en los horarios de trabajo es muy importante para que puedan mantener en el tiempo cualquier tipo de terapia. 

Por ejemplo, en Mindgram ofrecemos las herramientas necesarias para que tus equipos sean atendidos por profesionales de la salud y reciban toda la ayuda posible. También les ayudamos en tareas de prevención para evitar que los síntomas aparezcan en primer lugar. 

3. Realiza actividades de teambuilding

Las actividades de teambuilding pueden ser una manera de que aquellas personas que sufran de distimia puedan ser mejor comprendidas por los demás miembros del equipo y también puede servir de ayuda como una manera de fomentar la socialización. 

Incapacidad laboral permanente por distimia

Actualmente la distimia es una condición para poder acceder a una incapacidad laboral permanente. La distimia se trata de un trastorno depresivo persistente que hace que la persona que lo padece este totalmente incapacitado para realizar cualquier actividad laboral. 

La incapacidad permanente absoluta concede a la persona que la adquiere la concesión de una pensión de por vida del 100% de su base reguladora porque no es posible que realice ningún tipo de actividad económica.

Para el correcto desarrollo de las actividades de una empresa y para favorecer su crecimiento, es fundamental cuidar la salud de los equipos. Una organización que trabaja en el bienestar laboral consigue equipos más resilientes que hacen crecer la productividad y el rendimiento de la empresa.

Otras entradas

jueves, 29 septiembre 2022

¿Cuánto cuesta una cultura organizativa saludable?

Mindgram

Laura
Mulatero

martes, 27 septiembre 2022

El desgaste psicológico en los trabajos de cara al público

Mindgram

Laura
Mulatero

jueves, 22 septiembre 2022

Apoyo ante el despido

Mindgram

Laura
Mulatero

Conócenos

Rellena el formulario y descubre las posibilidades de Mindgram

Mindgram en la prensa:

El sitio web utiliza cookies. Si no estás bloqueando estos archivos, aceptas su uso y almacenamiento en la memoria del dispositivo que utilizas. Recuerda que puedes cambiar la configuración de tu navegador para impedir la instalación de cookies. Puedes encontrar más información en la Política de Privacidad.