miércoles, 6 abril

El contrato psicológico: cómo aparece y qué pasa si se incumple

Mindgram

Raúl
García Díaz

El contrato emocional o psicológico es la relación que existe entre un empleador y cada una de las personas de sus equipos. Se trata de un acuerdo no escrito que trata sobre las conductas y compromisos de ambas partes.

Para establecer una buena relación profesional, es necesario establecer unas pautas que recojan los valores, creencias y comportamientos personales de cada individuo de la organización.

¿Cómo aparece el contrato psicológico?

En 1960, el psicólogo Chris Argyris definió el contrato psicológico como “las percepciones de ambas partes de la relación laboral entre organización e individuo, de las obligaciones implícitas en la relación. […] Es el proceso social mediante el que se llega a esas percepciones”. 

Posteriormente, en 1980, el psicólogo  E.H. Schein lo define como “un conjunto de expectativas no escritas que operan en todo momento entre cada miembro de una organización y […] otros miembros de esa misma organización”.

Estas definiciones las complementan en el año 2000 los psicólogos L.J. Milward y P. Herriot. Establece que los dos elementos fundamentales en los contratos psicológicos son la reciprocidad y la naturaleza individual de aportación. 

Como hemos visto, la descripción actual de contrato emocional toma conceptos históricos y los une: es la relación bidireccional entre la organización y cada persona de su equipo que tiene en cuenta expectativas, percepciones y valores.

Beneficios del contrato emocional

Este tipo de acuerdo puede presentar enormes beneficios para todos los integrantes de una organización y, por tanto, para el buen funcionamiento de la misma.

Beneficios para los equipos.

  • Mejores relaciones laborales.
  • Mayor motivación laboral.
  • Mejora del estado de ánimo y el bienestar.
  • Aumento del sentimiento de pertenencia.
  • Satisfacción personal.

Beneficios para la organización

  • Equipos más cohesivos.
  • Mejora en procesos de comunicación.
  • Aumento del rendimiento generalizado.
  • Mejor conocimiento de aptitudes y capacidades de cada persona.
  • Mejor employer branding.

Aspectos a tener en cuenta en un contrato psicológico

Aunque un contrato emocional no es un documento oficial, sí se deben considerar ciertos principios para asegurarse de que se están tocando todos los aspectos. Estos son algunos de los más importantes:

  •    Relación

Tanto la organización como las personas del equipo tienen expectativas de integración y/o crecimiento. Se espera que la organización proporcione un lugar cómodo que  favorezca el desarrollo, y la empresa busca que las personas de su equipo puedan aportar al crecimiento de la empresa y convertirse en un componente de alto valor para la organización. 

  •   Equilibrio

Cada persona del equipo espera que se le exija su cualificación, experiencia y retribución. Por otro lado, la empresa debe aportar una posición y unos beneficios acordes a las características, necesidades y objetivos de cada persona. 

  •   Transacción  

Existen unas expectativas sobre el salario y otros beneficios que la empresa pueda aportar, también llamado retribución flexible. Es necesario que todas las personas del equipo sientan que el intercambio de habilidades y horas por un salario y beneficios sientan que es justa y acorde a sus expectativas.

  •   Cambio

Cuando una persona cambia de posición en el trabajo, tanto esa persona como la empresa esperan que ese cambio suponga una mejora para ambos. La persona espera que ese cambio sea una progresión en su carrera, y la empresa espera que esta nueva persona asignada a una posición suponga una mejora con respecto a la persona que anteriormente ocupaba esa posición.

¿Qué pasa si se incumple?

La ruptura del contrato psicológico o emocional puede originarse por incumplimiento, cuando la organización o alguna persona del equipo rompe conscientemente los acuerdos establecidos, o por incongruencia, cuando ambas partes tienen una visión diferente acerca de algún tema importante para ambos.

Pero antes de llegar a la ruptura del acuerdo, se debe tener consciencia de que es posible resolver la mayoría de conflictos que pueden impactar sobre él. Para ello, es fundamental comunicar cualquier disconformidad, problema, o incluso duda que cualquiera de las dos partes tenga.

Muchos de los problemas tanto profesionales como personales vienen dados por una falta de comunicación. Si existe un conflicto persistente y no es un problema de comunicación, la solución más radical es romper el contrato laboral y finalizar toda relación entre la organización y la persona. 

¿Cómo se puede crear o fortalecer un contrato psicológico?

Hemos recopilado una serie de buenas prácticas que todas las empresas pueden realizar para conseguir establecer contratos emocionales sólidos y beneficiosos tanto para el bien de la organización como para cada persona.

        1. Empezar desde el principio

El contrato emocional se debe tratar en las primeras fases del reclutamiento. Ambas partes deben tener claras las expectativas y la relación que va a existir desde el principio.

        2. Comunicación

Aunque parezca repetitivo, la comunicación es lo más importante. Se debe fomentar la libre expresión de problemas y frustraciones en el trabajo, siempre desde el respeto y con una intención constructiva.

       3. Las personas no son máquinas

Una parte fundamental del contrato emocional es garantizar el bienestar emocional y físico de cada persona. Por eso, los responsables de equipos deben comprender que las personas necesitamos descansos, tenemos problemas personales, y no podemos ser tratados como números o simples piezas de un puzzle.

Este es un aspecto que nos toca muy de cerca en Mindgram. Nosotros ayudamos a organizaciones poniendo herramientas a disposición de los equipos para que mejoren su bienestar y salud mental.

 

 

Otras entradas

jueves, 30 junio 2022

Las startups españolas aseguran su salud mental con Mindgram for Startups

Mindgram

Laura
Mulatero

lunes, 27 junio 2022

Norma ISO 45003: Salud y seguridad psicológica en el trabajo

Mindgram

Laura
Mulatero

jueves, 23 junio 2022

Burnout: la silenciosa pandemia que acaba con la salud de los abogados y las abogadas

Mindgram

Laura
Mulatero

Conócenos

Rellena el formulario y descubre las posibilidades de Mindgram

    Nombre y apellidos

    Correo electrónico

    Teléfono de contacto

    Nombre de la empresa

    Puesto de trabajo

    Tamaño de la empresa

    Mindgram en la prensa:

    El sitio web utiliza cookies. Si no estás bloqueando estos archivos, aceptas su uso y almacenamiento en la memoria del dispositivo que utilizas. Recuerda que puedes cambiar la configuración de tu navegador para impedir la instalación de cookies. Puedes encontrar más información en la Política de Privacidad.